El objetivo perseguido con la creación del blog no es otro que su uso como recurso didáctico en la clase de Religión Católica y, que entre el alumnado, se fomente y promueve la utilización de recursos informáticos en el aula. Este blog comprenderá contenidos relacionados con este área y temas de interés que sirvan de complemento e investigacion a nuestro trabajo diario en clase.

Una gran fuerza


Una gran fuerza

Un maestro y su discípulo caminaban por un camino de tierra después de una tormenta violenta. En un momento vieron a un carro atascado hasta el eje. El caballo era una tremenda fuerza para tomar el carro del barro, mientras que el carretero, de rodillas al lado, pidiendo la bendición de Dios para resolver el problema. Al ver la escena, el discípulo dijo: 
- Ese hombre afortunado! ¿Vamos a ayudarle 
Maestro respondió: 
- ¡No! Vamos a estar en nuestro camino! 
pero más tarde, todavía no entiendo por qué no habían ayudado al pobre hombre, el discípulo vio a otro vagón en las mismas condiciones. Sólo que esta vez, el carretero estaba furioso, jurando y maldiciendo la situación. Esta vez, el maestro sug-rió:
- Vamos a ayudar a este hombre. 
El discípulo no entendía y le preguntó: 
- Pero, señor, el otro carretero estaba orando y no ayuda, esto nos está maldiciendo y deja que te ayudemos? 
Maestro respondió: 
- Todo lo que está hablando es de boquilla. Observar la acción de este hombre. 
El discípulo miró y vio al hombre con el hombro lleno de sangre debajo de la carreta, haciendo una fuerza enorme para sacarlo del barro. 
Ellos ayudaron al muchacho, quien dio las gracias y se fue.Después de eso, el profesor citó la frase de San Ignacio de Loyola:  
- Debemos orar, sí, como si todo dependiera de Dios, pero debemos actuar como si todo dependiera de nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAS QUE ARTE

CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA Compendio